La extraño menos

El domingo al mediodía me paseaba despreocupado y desnudo por el departamento de Gabriela. Estaba preparando una causa rellena al horno, mientras ella, también desnuda, me ayudaba con algunos detalles de la preparación; cuando me asaltó la tierna imagen del rostro de Marcelo, mi hijo. Recordé haberle prometido que iríamos al cine en la tarde. Gabriela todavía no sabía de la existencia de Marcelo, más porque nunca se tocó o insinuó el tema que por haberlo ocultado. Decidí decírcelo. La primera reacción que tuvo fue la de cubrirse el cuerpo con las sábanas que estaban regadas por el piso. Luego se sentó al borde de la cama con rostro compungido. Fui a su encuentro al instante e intenté calmar sus dudas: "Nunca fue mi intención ocultarte a mi hijo, sólo que nunca tocamos ese tema como amigos, siempre conversamos tonterías para distraernos, para conocernos. No estoy aprovechando la ocasión de que "ahora" somos algo más que amigos para decirte esto, sino que, acabo de recordar que hoy en la tarde tengo una cita con él". Gabriela, estaba conciente de que nunca tuvimos una oportunidad para tocar temas serios de nuestras vidas y por eso entendió esta omisión de mi historia.

"Nunca se debe negar un hijo" es una frase que se repiten los limeños y limeñas polígamos. Pero a la pareja, SÍ. De Diana no dije que mi separación consta de unas semanas, nada más, sino le adjudiqué a la ruptura un buen par de felices años. Gabriela se sintió más cómoda con mi versión de los hechos. Después, ya más tranquila despejada de dudas me hizo prometerle que regresaría en la noche y me quedara con ella. "Te lo prometo" le dije, con un beso en la frente.

Cuando llegué a mi antiguo hogar, me encontré con Tati, mi suegra, quien abogaba por la reconciliación entre Diana y yo. Un portazo de su habitación fue la respuesta de Diana a las nobles intenciones de su madre. No hablé una palabra, sólo afirmaba con tristeza todas las recomendaciones que me daba Tati mientras terminaba de arreglar a Marcelo para su salida. Cuando crucé la puerta de salida me sentí aliviado, fui con intenciones sólo de ver a mi hijo y nunca reconciliarme con Diana. Sólo espero que la ira se extinga y podamos conversar sobre el futuro de nuestro hijo.

Diana siempre fue una chica complicada, explosiva. Su madre siempre se quejó conmigo de su padre, que siempre la consintió en todo. Lo que ella pedía a sus pies venía. Yo vine cometiendo el mismo error desde antes que nos casáramos. Cuando nació Marcelo, hace cuatro años, estos caprichos empeoraron. Las rabietas se volvieron una constante. Yo soportaba digno las pataletas. El amor supremo y reverencial hacia ella me mantenía firme en la lucha por la superación de mi hogar. Hoy, eso ha cambiado. En la última pelea exploté, yo también. Dije cosas que no debí decir y que no me arrepiento, a pesar de lo días. Y los días pasan y pasan... y cada día extraño menos a Diana.

Regresé, tarde en la noche, donde Gabriela. Antes, llamé a mi vieja justificando mi, otra vez, ausencia a dormir en el nido materno y también lo hice con Mónica que durante el fin de semana que me perdí me ha dejado innumerables mensajes de voz en el celular. Le dije que andaba de viaje con mis viejos "Necesitaban distraerse" argumenté. Prometí verla el lunes. No lo hice, el martes, tampoco. El motivo, mi madre llamó furibunda solicitando mi presencia "Por eso Diana te ha botado de la casa, hijo, si nunca paras. Hoy cenas en casa, sí o sí; sino te las verás conmigo" amenazó mi hermosa mamá. Lunes y martes he estado llegando a dormir, para tranquilizar las iras maternas. Hoy veré, por fin a Mónica, pero regresaré a dormir donde mi veterana jefa. Gabriela, también me ha llamado y yo, igual, lo he hecho. Ella anda ocupada con su trabajo y sus clases en la universidad que ha retomado. Pero, aún queda el recuerdo de esa noche de domingo cuando regresé al departamento de Gabriela, mientras ella dormía tranquila sobre mi pecho, no pensaba en un futuro con ella, tampoco con Mónica... sólo sabía que extrañaba menos a Diana.

11 comentarios:

mermelada dijo...

oh q tristee!!! bueno pero diana tb se pasa, aunq en el fondo debe esperar que vayas una vez mas a buscarla, como hacías antes.. pero ya no es lo mismo :(
q rico suena tu receta de causa rellena al horno :D

Autumn Shade dijo...

Tu historia ya parece una novela de Corin Tellado.

Imberbe_Muchacho dijo...

no se tio...sales de una relacion y al toque te metes en otra... pioensalo bien

Autumn Shade dijo...

¿que es colocha?

¿que es colocha?

¿que es colocha?

Raulín Raulón... dijo...

Bueno, Diana se lo buscó y ahora no cuenta.

¿Cómo la haces con Mónica? Sé que no importa mucho, pero igual, no creo que quieras dejar que interfiera...

Colocha = Colombiana.

Carolate dijo...

Creo que Gabriela se mrece que te aclares, o por lo menos que seas totalmente sincero contigo mismo.

No sabes lo que quieres. Acabas de separarte de tu mujer, de la madre de tu hijo, y aunque sea una histérica creo que deberías arreglar esa situación antes de lanzarte a iniciar otra.

Y a Mónica, creo que ya no te hacen falta esas sesiones de sexo esporádico, pues Gabriela está ahora dispuesta a cubrir ese lugar.

Igual, tú mismo.

Se Armo La Gorda dijo...

Hola! Les dejo invitación:

Yo escucho SE ARMO LA GORDA, y usted?

SÁBADOS DE 21 A 22 HS
FM 90.1 VTE. LOPEZ
WWW.FM90-1.COM.AR
searmo.lagorda@hotmail.com
fotolog.com/searmolagordafm2
fotolog.com/vamoslasbandasfm

Anónimo dijo...

Snif!!!
Man me conmueves mi corazon aortico XD.
Buena man... el capitan Ahab tuvo exito...jejejeje.
Ahora se termino la luna de miel con gabrielita man, vas a teber que encontrar un jeito de darle la vercion mas creible posib le sin llegar a la verdad, tarefa algo complicada.
De monica, no se man, si dices que es tan buena como esta, en tus zapatos seguiria martillando ese yunque... complicado,si pero realizable.
Diana? no era el cetaceo de los primeros post?.... jajajaja, la extrañas menos o de plano ya fue.
Atte
WACO

Melisa Marin dijo...

Marcelo Lindo

Ravnoss dijo...

creo que es mucha complicacion?? creo que la vida debe ser mas sencilla,ser infiel o pendenciero no deberia ser tan complicado,te estas haciendo muchas bolas creo yo

MrCier dijo...

"... no pensaba en un futuro con ella, tampoco con Mónica... sólo sabía que extrañaba menos a Diana."

Me ha pasado exactamente lo mismo