Luz de día

Mientras acababa mi cigarrillo, disfrutaba ver cómo el agua acariciaba su cuerpo y expulsaba las burbujas del jabón como si estas fueran intrusas. Una enjabonadita más por el cuello; por los bracitos; por las tetitas; por la barriguita; por el culito; por... y es inevitable la excitación. Estoy listo y dispuesto para un ataque más. Me acerco despacio. Ella lo nota y me recibe con una sonrisa y los brazos extendidos. Mi cigarrillo se moja y no me importa. La beso en el cuello y huele a jabón de hotel. Su piel erosiona y sus pezones son volcanes. Sus manos en mis nalgas y mientras me aprisiona hacia ella las uñas hacen su trabajo. La siento más gorda que la última vez; pero eso no importa. ¿O sí? Algunos poros agradecían su presencia. Algunos sentidos lloraban con su aroma. Y mi pene... bueno, sólo es un pene que intenta hacer su trabajo y lo más rápido posible. La extrañaba de alguna inusitada manera, pero lo hacía. Esa noche la probé sin dormir; hasta el alba. Y ahora, que sé que no es mía, sabía mejor.



Las cosas suceden de manera insólita, cuando menos te lo esperas. Ahí está cuando menos la buscas. Y la aprovechas, eso sí. No hay rencores que recordar. A la mierda, pensé, regálame sólo esta noche aunque sea la última. La casualidad nos desnudó. Pero, la soledad que siempre nos acompaña... nos juntó. "No estás invitado" me dijiste mientras te vestías. Lo sé, te dije mientras te besaba en la frente y te arrinconaba contra la pared "...además, no podría presenciar perderte." Y como siempre salimos a escondidas y nos despedimos con un beso furtivo y un "Chau, Alberto" y otro "Chau, Mónica".

4 comentarios:

Autumn Shade dijo...

Y volvimos con las historias tipo Corin Tellado...

Anónimo dijo...

amen autum
Aunque por lo de mas gorda que nunca me parecio que era gabriela.
Flaco, te aseguro por el rocoto relleno que esa no va a ser la ultima vez que te chocas con monica.
Como dice mi viejita: "gallina que come huevo, aunque le quemen el pico"
Atte
WACO

Raulín Raulón... dijo...

Te devuelvo las chelas, Waco. Toda la razón del mundo.

Pero seamos sinceros: Mónica y sus post, son un tributo magnífico al sexo.

mermelada dijo...

pucha yo tb juraba que te referías a gabriela...mmmm... nunca cambiarás albertito.. y por lo visto mónica tampoco.