Lima - Iquitos

- ¿Cómo estás hijo de las provincias?
- Mejor que nunca amigo del caos y el smog.
- ¿y ya te levantaste alguna charapita?
- ...¡Y no va ser! ¡Claro hijo! No duré piticlín ni dos días. El capataz de la obra me llevó a una fiesta que organizaba su cuñada. Era una parrillada cor hartas hembritas. Y yo casi fuí el invitado de honor. Y digo "casi" porque nadie sabía que iba a llegar. Es decir, Braulio - así se llama el capataz- me invitó de un momento a otro.
- ¿ Y que tal?
- ¡De la putamadre! la gente aquí es bien cariñosa. Me atendieron como a un Rey.
- Y mínimo habrás retribuido esa atención con algo ¿no?
- ¡claro, pues!
- A ver, cuenta.
- Con dos cosas. La primera: en la noche cuando se acababan los RC (rompe calzón) y demás tragos que preparan pos acá, noté que la fiesta se iba en picada. Osea, se iba a la mierda. Falta trago, dije. Así que, me matricule con diez cajas de cervecitas heladitas.
- ¡Carajo! Te arrebataste. Pero tú por las huevas no haces eso. ¿A quién querías impresionar cabrón?
- Bueno, esa es la segunda buena acción. Después de consagrarme como el héroe etílico de la noche, los anfitriones me dieron licencia para hacer lo que se me viniera en gana. Y yo, de lo que tenía ganas era de Juanita.
- ¿Juanita?
- Sí, Juanita. La sobrina de Braulio e hija de la anfitriona.
- ¡Huevón y no te sacaron la mierda los charapas por pendejo!
- ¿A los héroes se les saca la mierda? ¡No huevón! ¡Cómo crees! Ai estaban súper contentos y borrachos. Lo que pasa Albertito, es que tú no conoces a la gente de provincia por no querer salir de tu adorada Lima. Los provincianos son prácticos. ¡Qué más no quieren ellos! ¿Que la hija o la sobrina salga con un perdedor de por acá o que salga con el jefe del tío?... y que aparte tenga fichas y sea hermoso como yo ¡Ya no ya, pues!
- ¡Ja! eso de hermoso ya es demasiado ego, cabrón.
- Bueno, la cosa es que esa noche o madrugada o amanecer me tiré a la Juanita. La llevé a mi hotel a escondiditas, claro está. Tan conchán no soy.
- Al menos, ¿no?
- Sí, pues. Me volví un caballerito hipocritón como tú, Albertito.
- Ya huevón, no jodas, y sigue contando cómo fue la cosa.
- Está bien. ¿Sabes qué me decía la Juanita mientras se la estaba arrimando toditita hasta el fondo?
- No, cuenta.
- Daba grititos loquitos y arrechitos, y decía: ¡Ay, Ingeniero, duele! ¡Despacito Ingeniero! ¡Ay, Ingeniero, que rico!
- Jajaja. ¿Ingeniero? ¿No sabía tú nombre, acaso? jajaja.
- No sé. Pero, ahora sí lo sabe. Y sigue en las mismas, ¡Alucina! Ya le he dicho que me diga Pedrito, y nada, la huevona sigue llamándome "Ingeniero". Me llega al huevo, total, ya me acostumbré. Así es en provincia, pues.
- Bueno, "Ingeniero", te cuelgo porque aquí se trabaja y no se huevea como en provincias.
- Está bien, esclavo, trabaja. ¡Oye! visítame cuando puedas que ya te reservé una Carachama bien gorda como a tí te gusta.
- Ya huevón, no jodas y chau.
- ¿Y mi besito?
- ¡Vete a la mierda!

15 comentarios:

Cys dijo...

No me comería eso

Lisett dijo...

Yo tenia un amigo asi xD

Lastimosamente, los amigos asi, se consiguen tipas posesivas que no kieren que una femina se les acerke a menos de un metro de distancia U_U --- pero sabes ke es lo peor? ke yo pase de su mejor amiga a posible mujerzuela que kiere algo con él (segun su mujer) y alli acabo la historia y PLOP!

chevere tu blog.. aunke algo subidito de tono en algunas partes..

Una gorda.

Raulín Raulón... dijo...

Esa carachama, puede que en la maraña de floro de Pedrito, se haya camuflado el hecho de que Juanita se parecía a ella.

La cagada el chato Pedrito. Mejor mándale un besito, fácil es cabalístico.

mermelada dijo...

jajaja y el Pedrito que nunca cambia, deberia escribir un libro ya, sobre su turismo sexual por las provincias del Perú

yo no me tiraría una charapa, todo lo de la selva se me hace cochino, y ni pensar qué más anduvo por esos orificios...

Anónimo dijo...

Mermeladita, hija, que bueno que aun estas con fuerzas para obnivilarnos con tus palabras.
Hija Pedrito es un buen soldado y que hizo suyo hace tiempo el adagio de "En tiempo de guerra cualquierhueco es trinchera".
Aunque raulin tiene un punto, facil que que su juanita es una carachama, seguro que pedrin es un power ranger.
Oe flaco le dio al clavo con eso de separar una carachama gorrrrdita, si te vas para alla, tal vez te haga el bajo con una sachavaca de por ahi.
Atte
WACO

La Gorda dijo...

Jajajaja...Qué tal tanto tiempo?

Creo que me perdí en en algunas expresiones como 'piticlin'y 'arrechito', pero que más dá...es parte de lo que me divierten tus posts...

Saludos!

Raulín Raulón... dijo...

Waco, chochera: El hombre tiene que saber comer de todo.

Y en tiempo de paz... ningún hueco está demás.

Anónimo dijo...

Raulin.
Amen man
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
esa no la habia escuchado

¿Odio a las Gordas? dijo...

Regresó la Mermeladita de Piña que debe estar un poquito gordita, grrrrr corre que te muerdo.
¿La gorda? Será la misma gorda que me enviaba tan "cariñosos" mensajes? Eres tú?.
Lisset también es gorda??? Uhmm.

saludos a todos

Lara Holmes dijo...

Q buenaaa...una carachama gordita....choprove :-P

El Suker dijo...

ayuda para la gorda:
piticlin: Nuevo o en muy buenas condiciones. En sentido sexual, se refiere a alguien que no ha hecho su debut, virgen, casto.

arrecho: excitado, horny, caliente

Te diré que en Talara, en los tiempos del petroleo cuando llegaba un nuevo ingeniero los trabajadores lo hacian al toque padrino de algun sobrino, le presentaban a la familia y le daban luz verde para que se levanten a cualquiera. La chica salia embarazada y lo obligaban a casarse bajo chantaje. Así era la cuestión, que no sea tan ganador Pedrito que lo pueden enyucar. Ya te digo ya...

Buen blog, maestro, solo me pregunto si Pedrito existe o no.. daría gusto invitarle unas chelas a ud. a Pedrito y a un par de comentaristas de este blog.

Abrazo

El Suker

ThE KiLLeR C.L.O.P dijo...

q floreros que son los hombres

y sin mas ni menos... lo consiguen...

me parecio haber leido la conversacion de dos patazas mios...

jajaja!

saludos

Ravnoss dijo...

no he probado esa carachama , no se me antoja tampoco,

Alexis dijo...

Ese Pedrito ya se está convirtiendo en todo un héroe, pero del Chesu! Bien ah!
Y bien Raulín con eso de que en tiempo de paz ningún hueco está demás. Nueva para mi libro.
Aun así, no corro con la carachama. Una cosa es ser buen pobre, pero tampoco hay que ser mendigo.

Hablamos!

mermelada dijo...

hasta que por fin ya estás reconociendo tu debilidad por las gorditas :)

cualquier hueco es trinchera ... mmm... es demasiado!!