Sublime Extremo

¿Cuándo regresas a tu casa Alberto? No sabía qué responder; sus ojos denotaban preocupación y cuando Tati -mi aún suegra, porque todavía no estoy divorciado- está preocupada esa ansiedad la equilibra con alimento, o mejor dicho con chucherías. Entonces, como yo conozco muy bien a Tati, saqué un chocolate (Sublime Extremo) que tenía escondido en uno de mis bolsilos, en prevención ante mi concertado encuentro con mi mastodóntica suegra.
Me arrancó el chocolate y empezó a devorarlo muy agradecida; pero sólo pude contenerla unos minutos, porque contraatacó sin misericordia: "Alberto, tienes que luchar por tu familia. No puedes darte por vencido así tan facilmente. Yo sé, que Dianita aún te quiere(Lo sé). No sé qué puedes haberle hecho Alberto para que ella esté decidida a terminar con su matrimonio... pero, Alberto yo sé que usteden se quieren (tiene razón) y por ese amor que se profesaron y que ahora, seguro, no lo hacen por orgullo... ¡salven su matrimonio!" Las palabras de mi cetácea suegra me llegó al corazón, pero no se veía muy convincente con los dientes manchados de chocolate. No sabía qué responder, y sólo atiné a decir que intentaría conversar otra vez con Diana para solucionar nuestros problemas y que el divorcio no prospere. Pero mentía, no tengo intenciones de tocar el tema con Diana, estoy cansado de discutir, estoy cansado de ceder. Así que sólo lo dije para calmarla. Mientras nos acercábamos al concesionario donde trabaja su sobrino y que según Tati, me haría un buen descuento al precio del automóvil que pienso comprar, buscaba algúna bodega donde poder aprovisionarme de los suficientes chocolates para mantener calmada a Tati. Encontré uno y compré varios; al instante le ofrecí uno: "Ay, hijo estoy a dieta y no debería comer tantos chocolates antes del almuerzo" No hice ningún gesto de asombro ante la revelación, pero quería hacerlo; quería gritarle que por nada está haciendo dieta, que no va a resultar, que ella va a morir gorda y que ese féretro XXXL será muy difícil de encontrar. Pero, a pesar de que esto es cierto, no dije nada; no dije nada porque Tati, a pesar de ser un "elefante gordo", es buena y nos estimamos mucho. Así que, no me costó mucho trabajo dejarla con su ilusión. "¿Cuándo vas a hablar con Dianita, Alberto? Yo puedo hablar con ella previamente para... ¡ayy! Albertito, qué amable" Mientras observaba cómo masticaba con ferocidad el chocolate me preguntaba ¿Cuántos putos Sublimes Extremos tendré que embutirle a Tati para que pare de joder con la misma cantaleta?

8 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Mejor cómprale un conejo de La Ibérica, PERO DE LOS MACIZOS, así te dejará tranquilo y tú, como si hubieras comprado al por mayor.

Imberbe_Muchacho dijo...

apoyo la mocion de raulin de comprarle esos conejos macizos

Ravnoss dijo...

jajaja si, me auno a la causa

Anónimo dijo...

Mucho mas barato y dulce, es el chancay, a ese ritmo vas directo a la quiebra flaco. Creo yo que deberias tener tu bolsita de dextrosa en uno de tus bolsillos y el equipo de venoclisis en otro, asi, le dices, el azucar va directamente a su centro de placer y no a sus mondongos (tines necesariamente que mudar este sustantivo por otro politicamente correcto).
Despues de eso, creo yo que es mejor que le des el sablazo de una buena vez, la describes como si fuera una ballena barada en una playa (mucho sufrimiento).
Ya era hora del carro, otro post en el que escribieras sobre los "microbios" de lima y te bajaba la pagina.
Atte
WACO

Nobel prize blogger dijo...

Querido Blogger

Nuestro equipo ha considerado su blog para integrar el Top 100-Blogs PERU
Si acepta esta designación favor pasar por nuestra web y dejar sus datos en la zona de comentarios.
Está atento de las Novedades y Rankings.

Toma nuestro banner y pégalo en tu magnifico blog desde ahora. Tus amigos y visitantes se irán familiarizando con este tu nuevo hogar.

Atento saludo

NPB-Team

mermelada dijo...

yo tb quiero chocolate!!

por un momento pensé que volverías con diana, pero parece que no, bueno, así al menos ya no estás engañando a nadie no? y puedes dedicarte íntegramente a tu amor rellenito con pecas en las bubis.

Autumn Shade dijo...

Pobre Tati cree que diciendo que esta a dieta eso la va a adelgazar, mejor quedese calladita y siga comiendo chocolates.

¿Odio a las Gordas? dijo...

Esos cuatro paladines (Raulín,Imberbe,Ravnoss y Waco) siempre preocupándose por mi economía, gracias muchachos.

Mermeladita de piña, deje de comer chocolates que después para reducir esos kilitos de más vas a sufrir y por ahí la rata que se desanima y yo tendré que ir a consolarte, con mucho gusto claro está.

Autumn: Uhmm yo creo que usted hace lo mismo,"se queda calladita y come chocolates". Sabe mi preciosa Autumn, yo leo su blog pero soy mudo, Creo que su problemita de sobrepeso puede solucionarse con unas cuantas semanas de vacaciones con las FARC, ¿No? Aunque viéndolo bien, me parece que la Betancour salió más gordita del cautiverio,¿no les parece?

Nunca he sido de celebrar premios o nominaciones, me da vergüenza la petulancia propia y la ajena. Gracias a ese blog que incentiva a la competencia; y así como acepté un hermoso premio de la hermosa Autumn Shade, es mi deber moral aceptar esta nominación.