La Fuerza

Sin darme cuenta me descubrí disfrutando de sus rollitos. Los mordía cariñosamente, con suavidad. "Que rico está este chicharrón" le dije socarrón, a lo que ella respondió con golpecitos divertidos y haciéndose a la ofendida; "tarado " me replica; para luego empujarme con manos y pies e inmediatamente cubrirse con las sábanas. Me echo a su lado y enciendo un cigarrillo "mucho fumas Alberto" me dice con preocupación, mientras yo disfruto del bamboleo de sus senos... de sus senos pecosos. Me quita el cigarrillo y le da unas "pitadas". Mientras fuma me vuelve a preguntar por el arañón que adorna mi cuello, vuelvo a contarle la historia de la pelea en la calle, por supuesto, modificada para evitar discuciones con ella. Se alegra que esté a salvo y que no me hayan hecho daño. Se acerca y me da un beso en la frente; "tiene suerte ese cobrador que o haya estado yo allí para ayudarte como la primera vez" me dice, mientras flexiona sus brazos haciéndose a la fuerte. Ahora, soy yo el que se acerca y le da un beso en la frente... en la naricita... en la boquita... en el cuellito (ella se retuerce de la risa)... en las pequitas del pecho y en cada tetita. Ella me mira con malicia; sabe que se aproxima una nueva sesión amatoria; sabe que esa noche nos acostaremos tarde y, por la mañana, nos dará flojera levantarnos de la cama para ir a trabajar; y sabe, también, que en el trabajo tomaremos harto café para cumplr con la jornada, pero que durante el trancurso de ella, nos mandaremos mensajitos de texto obscenos o llamaditas furtivas que nos podrán sonrojar en plena reunión de trabajo. Mientras ella me devolvía el recorrido de besos yo pensaba en qué momento le tomé el gusto a esos rollitos. "¿Amorcito? Sí o no, que yo soy fuerte" murmuraba mientras jugueteaba con mi pene. "Claro mi chanchita" le contesté mientras Gabriela apretujaba con fiereza mi indefenso falo y yo ajustaba los labios para no quejarme.

6 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Ya extrñábamos a Mónica.

Anónimo dijo...

chanchita?????, con razon casi te aplasta al muchacho.
Este blog de: "YO AMO AL PORCINO o mejor...EL TOCINO", se pone interesante, osea que el guey ese te araño?, ches esa no la sabia, seguro que hizo suyo la frase de "con uñas y dientes".
Man con la music eres muy liviano, esperaba algo mas hardcore, pero que se le va hacer.
Man nad mas que decirte provecho y que te tomes tu copita de anisado para que te baje el chancho.
Atte
WACO

Raulín Raulón... dijo...

Fat bottommed girls!

Carlos dijo...

Debería agregarse un subtitulo:

Pero amo a mi chanchita.

Saludos.

Imberbe_Muchacho dijo...

oe tecien regreso de un viaje astral qu hice, me podnre al dia con tu blog...pero no ha cambiado mucho no?

Ravnoss dijo...

ahora amas a las gordas