In Vino Veritas

Los hombres solemos ser muy animales. Y es que hacemos, a veces, el ridículo para conseguir los favores sexuales del calzón que perturba a nuestro húmedo calzoncillo.

Luego de colgar el teléfono a Gabriela, continué con las celebraciones onomásticas. Las horas pasaban y la sensatez se diluía. Estaba bastante ebrio, según lo poco que recuerdo. Ya hacia las cinco de la mañana era un borracho impulsivo que actuaba muy cariñoso con sus amigos: "te quiero un culo, Pedrito"; y que, también, esperaba irse a dormir al lado de un buen par de tetas. Puesto que, esto último, era muy complicado de obtener si continuaba emborrachándome en mi cumpleaños y en casa de mis padres, decidí hacer algo desesperado. Llamé a Mónica. La imaginé, seguro, durmiendo al lado de César -su futuro esposo-. No me importó. Una voz malhumorada me recibió. "Estoy sola, Alberto. Pero no jodas, pues, ¡mira la hora que es! estás borracho, además. Mañana hablamos, ¿ya? Déjame dormir". Colgó. La borrachera no me permitía planear excusas para lograr mis objetivos. Todo era espontáneo. Instintivo. Impulsivo. Mis actos eran puro reflejo. Mi siguiente llamada no obtuvo respuesta, así que, fui en busca de ella.

No sé cómo llegué. Sólo recuerdo encontrarme frente a su puerta y con mi guitarra en las manos. Dentro de mí, sabía que estaba a punto de hacer el ridículo. Pero, tampoco me importó. Recuerdo Tocar el timbre de su departamento, rasgar las cuerdas de la guitarra y sentarme en las escaleras ha esperar que salga. El sol entraba tímido por los ventanales del edificio. Eran las seis y nueve de la mañana. Canté.

Quizás porque no soy un buen poeta
Puedo pedirte que te quedes quieta
Hasta que yo termine estas palabras
Quizás porque no soy un gran artista
Puedo decir tu pintura está lista
Y darte orgulloso este mamarracho
Quizás porque no soy de la nobleza
Puedo nombrarte mi reina y princesa
Y darte coronas de papel de cigarrillos
Quizás porque soy un mal negociante
No pido nada a cambio de darte
Lo poco que tengo, mi vida y mis sueños
Quizás porque no soy un buen soldado
Dejo que ataques de frente y costado
Cuando discutimos de nuestros proyectos
Quizás porque no soy nada de eso
Es que estás aquí en mi lecho
Tampoco recuerdo en qué parte de los gallos salió Gabriela. No se asustó por el qué dirán los vecinos. Sonrió al verme desamparado y esperó a que acabe de ¿cantar? Se acercó y me ofreció su mano. La tomé y me levanté. Entré y cerró la puerta. Tiré la guitarra y me acomodé en el sillón, mientras daba las últimas pitadas a mi cigarrillo. Ella observaba todos mis movimientos con curiosidad materna. Yo trataba de ver por entre la bata de corazoncitos rosados que llevaba puesta. Se quitó la bata. Se acercó a pasos seguros con su calzoncito blanco. Se sienta sobre mí, dándome la cara. Nos besamos. Nos mordisqueamos. Nos lamimos. Nos acariciamos. Nos unimos. Gemimos. Sudamos. Nos dormimos. Pero no hablamos. Cuando desperté no la encontré. Me vestí y largué. Deprisa. Arrepentido. Culpable. Sin mirar atrás. No la he llamado. Ella tampoco.

10 comentarios:

No tiene que ver con amor dijo...

Me parecio interesante:
"Se quitó la bata. Se acercó a pasos seguros con su calzoncito blanco. Se sienta sobre mí, dándome la cara. Nos besamos. Nos mordisqueamos. Nos lamimos. Nos acariciamos. Nos unimos. Gemimos. Sudamos. Nos dormimos. Pero no hablamos."
Realmente creo que su historia es...interesante.
Aunque ¿no ha intentado de vez en cuando con la derecha en esos casos? esa no le pide justificación después. Mi humilde consejo.

Raulín Raulón... dijo...

Saliste ganando, socio. Aunque creo que la guitarra te dio más puntos a favor.

Anónimo dijo...

Simon flaco
Oe pero me parece que en algun punto erraste el camino, no que ibas donde monica? y terminaste con tu mondonguito preferido. Provecho man.
Oe flaco como que culpable, de que hablas?, dile que fue solo un remember, que estas solo y desamparado sin nadie a quien amar, tu sabes todas esas sandeces afloja calzon y voilá otro encuentro mas XD.
Pero hay algo que no me cuadra flaco si tu intencion era ir donde monica y terminaste donde grabriela, man se me hace que en medio del chanque se te ha debido salir el nombre equivocado. Eso y no si hicistes mal por tirartela deberia preocuparte.
Atte
WACO

¿Odio a las Gordas? dijo...

A ver mi estimado Waco no hay ninguna equivocación en el nombre. Si prestas un poquito de atención, en el relato no mencionó a quién corresponde la segunda llamada que hice, utilicé un recurso válido como es "el suspenso y la doble intención" que se revela en el transcurso del post.

Mi querida charra que no tiene que ver con el amor, el recurso onanista con la derecha, con la izquierda o con los pies son recursos válidos, pero que a nadie le hubiese interesado leer; claro, a menos que la mano provenga de usted.

saludos

Ravnoss dijo...

buen regalo dr, es que a una serenata con sui generis no hay quien se le resista

Anónimo dijo...

Ok Corin Tellado
Pero man dado tu historial no me vas a negar que puede ser una hipotesis valida.
Debo reconocer que se hace mas interesante el post.
Una vez mas provecho con el chicharron.
Atte
WACO

No tiene que ver con amor dijo...

Ja!

Lafrau dijo...

Recibiste un buen regalo de cumpleaños, como debe ser.
A propo, feliz sapo verde!!!

besos

F@1$0 F!10$0FO dijo...

PROVECHO!!!! ejejeje q pendejada, tu ganaste, yo una vez en ese mismo estado hice el ridiculo de mi vida, desde esa vez le tengo respeto al vino, SALUD!!

dale un fonazo psss

La Gorda dijo...

Hola!
Los invito a participar de nuestra encuesta:

¿Cómo se tienen más probabilidades de quedar preñada?

En:
http://searmolagorda.blogspot.com/

Saludos!