Cita a Ciegas

Pedí otra cerveza para ver si así me animaba. No lo conseguí. Pedí otra màs, con inteciones de verla más carnosa. Esta vez, el alcohol no hizo efecto; seguía notando lo huesuda que era, lo flacuchenta y casi anoréxica que se veía. Bebía su Cosmopolitan a sorbitos insoportables y su ensalada lucía intacta. Su rostro era bello, pero era un rostro que no congeniaba con ese cuerpo de chiquillo pajero. Me hablaba y preguntaba sobre temas que no me importaban, en ese momento, y que tenían el firme propósito de demostrarme que era "inteligente". ¿Qué mierda le habría contado, Jacqueline, sobre mí? me preguntaba.

"Es linda; regia; elegante y, sobre todo, inteligente -me convencía, entusiasmada, Jacqueline-. Te va a encantar, Albertito. Yo lo arreglo todo, no te preocupes." Pues, sí me preocupaba. No soy muy afecto a las citas a ciegas. Aunque, tan ciega esta no era. Mariela (Tal, es el nombre de mi cita), decía haberme visto entrar o salir, en varias oportunidades, con Jacqueline. Ambas, amigas, que estudiaron Derecho en la misma universidad, pero en distintas promociones (Mariela acaba este año), que coincidieron trabajar en el mismo edificio comercial. Mariela, como practicante en el estudio de abogados, dos pisos debajo nuestro; y Jacqueline como asesora legal de nuestra empresa constratista. "¡Ya, todo listo! El sábado por la noche, sales con ella. Toma su número para que coordinen. ¡No la cagues, Alberto! Ella es mi amiguita y no es ninguna jugadoraza, te advierto. ¡Ahhh! y, por si acaso, no es ninguna cojudita que habla huevadas".

Me gusta hablar huevadas; es la mejor manera de conocerse mejor, pues, es en esas conversaciones donde rescatas la esencia de la otra. Dejemos las charlas coyunturales y filosóficas para cuando tengamos la confianza de tirarnos un pedo juntos. Pido otra cerveza y, todavía, me pregunto: ¿Qué mierda le ha contado Jackie, sobre mí, a esta chica, para que siga con su jodido discurso existencialista? Prueba tu puta ensalada, aunque sea, maldición. Ya cállate. No te esfuerces por impresionarme intelectualmente. ¿No ves las orejas de burro que tengo? ¿O son de asno? ¿O soy una bestia insensible que no aprecia los esfuerzos, de mi raquítica acompañante, por pasar una noche agradable? Es lo más probable. Pedí la última cerveza y, luego, la cuenta.

Mientras conducía de regreso a casa, no me sentía mal por mi esmirriada acompañante, que debe pensar que soy el ser más aburrido, ególatra y petulante de Lima. No, me importaba un rábano lo que pudieran pensar de mí. Es más, debe agradecer el haberse dado cuenta a tiempo, lo jodidamente complicado que suelo ser cuando estoy con toda la mierda en la cabeza. No, qué me iba a importar; si siempre he sido un tunante sinvergüenza. Un descarado. Una bazofia que no se merece ninguna mujer. Pero, lo que realmente me tenía preocupado era que, esa urbe que tanto conocía y me acogía, se me presentaba distante y hostil. Como si supiera que mis pensamientos no están con ella, sino, en otra ciudad que no conozco. Pues, que se joda Lima con sus Gabrielas, Mónicas, Marielas y, hasta, sus Dianas. Mejor es mi mano, que mal acompañado. Me paso una luz roja y en el stereo del auto suena Calamaro.

18 comentarios:

No tiene que ver con amor dijo...

!Señor que odia a las gordas¡ si sigue asi va a terminar escribiendo en el blog de los que no tiene nada que ver con el amor!
Bueno ese Calamaro ¿no?

Raulín Raulón... dijo...

Mano, ¡ese es el espíritu!

Mira, somos seres lo suficientemente complicados como para no prestarnos a cojudecitas como las citas a ciegas.

Si quieren dar ayuda, otórguenla directamente. Tal vez Bundy si pueda hacer mejores contribuciones.

Anónimo dijo...

Raulin, vamos a medias man, lo de bundy es una idea excelente.
A propos flaco cuando le vas a cambiar el nombre del blog, ahora ya te deschavaste, saliste del armario (?), o mejor entraste al camal, ve tu, pero extrañas tu jamon, seguro que la señorita de mexico es una enana de 120 kilos y sumamente hirsuta, con lo que te trae la cabeza hecho un bodrio.
Jjajajajajaj.
Y luego dices que no entras a pag. XXX mi ra tu `pues, despues quien es que le encanta volar cometa.
Un punto que si comparto contigo, es jodido cuando no conoces a alguien y la pobre trata de parecer inteligente, ahora creo que debes preguntarle a la jaquelin si te ha visto cara de pensador.
Atte
WACO

El Chico Nube dijo...

¡Qué muera la moral, qué viva la chaqueta!

Te dejo un post homónimo al tuyo que escribí hace poco: http://elblogdelchiconube.blogspot.com/2008/09/cita-ciegas.html

Daniel dijo...

debiste pensar k si una chika acepta una cita a ciegas es pork esta pal gato..

MrCier dijo...

Yo no creo eso, Daniel. Las probabilidsades pueden ser muchas kizás, pero al final hay de todos en todas partes.
Y q jodida la tía... en realidad toda esa gente q kiere impresionar mucho la primera vz tratando d decir grandes ideas.. está vacía, vacía como una carreta vacía q hace mucha bulla al andar.
Q lata.

¿Odio a las Gordas? dijo...

Me encantaría ser tu co-autor señorita emo que no tiene que ver con el amor.

Ja, se ve que Raulín conoce mejor a mis compañeros. Y a propósito ¿por qué, Bundy, ah?

Ay, Waco, la señorita en cuestión lee este blog, por tanto, también te lee. Ah, Jackie dice que tengo cara de malo. Acepto propuestas para cambiar el nombre ¿qué sugieres mi estimado Waco?

Mrcier, tiene mucha razón Daniel, en Lima hay un montón de chicas lindas que aceptan citas a ciegas, porque normalmente los hombres que suelen conocer se cagan de miedo en invitarlas ya sea, por su belleza o su rango. Pero, claro, también hay de las otras.

Saludos a todos y besos a ella.

Alberto F

No tiene que ver con amor dijo...

Emo?, ouch señor que odia a las gordas, hizo que mi ego se hiciera chicharron, le cambio la foto, aunque eso me haga quedar mal en otro lado.
Besos con ojos descubiertos.

CállateTú dijo...

Ese Calamaro es la onda...

A mí me han tocado varios que quieren impresionarme al principio pero con mentiras... A veces, por la profesión que llevo, tratan de bajarme la luna y las estrellas en la primera cita sin darse cuenta que yo me doy cuenta que me mienten...

No hay más que hablar pendejadas en la primera cita... Bien, tienes razón...

No tiene que ver con amor dijo...

Callatetu: ¡Quiuboles!
Señor que odia a las gordas, usted tiene onda...pero ya no me diga emo. Mejor esta foto. Besos, besos, besos.

No tiene que ver con amor dijo...

¡Demonios!, yap.

¿Odio a las Gordas? dijo...

MIs disculpas por decirte Emo, hermosura. pero, es que, se me chispoteó. ¡Que rica que está esta chava, ¿No muchachos?

cállatetú: Pues sí, Calamaro es la voz, y este mes se presenta en Lima. ¿Quién se apunta al concierto?

saludos y miles de besos a ella.

No tiene que ver con amor dijo...

El 10 de octubre Calamaro va a estar en el auditorio nacional del Distrito Federal, para quien quiera ir.

Lara Holmes dijo...

A mi tampoco me gustan ese tipo de citas. Aunq actualmente se da en exceso, la gente q conozco en el chat quieren salir y salir, o sea conocernos en persona y ni si quiera me muestran una foto...Rayos!!! x eso no acepto y la hago laaaaaarga y el día esperado nunca llega :-)

¿Odio a las Gordas? dijo...

Yo quisiera ir contigo chica que notiene que ver con el amor, pero tendré que esperar hasta el 26 que se presenta en Lima.

Lara Holmes: No la hagas tan larga con tus galanes que, de repente, ese día nuca llegue para tí, también. ¿no?

Saludos y besos para la chica de gafas.

Alberto F

¿Odio a las Gordas? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cys dijo...

También vas al de Calamaro? Cómo podría reconocerte? :P

¿Odio a las Gordas? dijo...

Tal vez porque esté detrás de alguna gordita.