Acto de Contricción




La protagonista de este impactante anuncio es la modelo Isabelle Caro que pesa 31 kilos; esta fue la imagen de la campaña diseñada por el italiano Oliviero Toscani conocido por sus polémicas campañas para Benetton. Lo que se ha dicho y criticado sobre esta publicidad es harto conocido. Por tanto en lo que yo me ocuparé es en lo superficial del asunto, puesto que este es un blog bastante superficial.

Empecemos por admitir que ver a esta ¿modelo? es tan desagradable como ver a nuestras ballenas de las que nos ocupamos aquí. Para una mente saludable es inconcebible pensar que a nosotros nos pueda agradar un cuerpo tan esquelético, y digo esto, porque esa fue la intención primigenia de las mujeres que cayeron en la anorexia: agradar.

Dicen que a los latinos nos gusta la carne en exceso. Nos gusta, es verdad, pero bien distribuida. Y no creo, que a los europeos o asiáticos les guste un cuerpo que linde con lo anoréxico; si me equivoco, pues merecidos tienen los altos grados de anorexia.

No me gusta el cebo, la grasa. Pero tampoco me gustan los huesos. Carne es lo que pedimos, pero saludable y bien distribuida. Este blog también se podría llamar "Odio a las Anoréxicas", pero acá en Lima no veo muchas. Pero las hay, y la cosa va en aumento. Además, la anorexia es una enfermedad psiquiátrica y que debe tratarse como tal y, por tanto, no creo que sea objeto de mis estúpidos análisis.

Al contrario de la anorexia, la obesidad es una enfermedad alimenticia, los trastornos psicológicos son consecuencia de los prejuicios y la discriminación, pero esto no ocurre en la gran mayoría de casos. ¿Y... si sé todo esto por qué sigo con la cantaleta de joder a las gordas? Pues, por la sencilla razón de que éstas están en todos lados y el número crece indiscriminadamente. Sus enormes culos, sus mofletudos brazos y sus enormes cachetes nos invaden: están en la oficina, el colectivo, el cine, el supermercado y hasta en la casa.

Este blog contribuye con su mísero granito de arena, a su estilo, a la erradicación de esta enorme especie. Sé que si alguna chica -y también chico- lee este página, sabrá que allá afuera en la calle la vida será dura para una gorda y esta, tal vez, vote al tacho de basura el helado o el sandwich que pensaba tragar y que formaría parte de esos kilos de más que siempre odiamos. Por tanto, ni lo de arriba y tampoco lo de abajo. Me quedo en el purgatorio.

9 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

la anorexia, como biena notas, es una enfermedad y debe tratarse como tal, con respeto al paciente. Fea la imagen que has puesto (ambas) yo me quedo tambien en elk purgatorio, ahi se esta mejor creo

Raulín Raulón... dijo...

Yo me quedo con eso de los culos, brazos y cachetes, no me desagrada el pollo a la brasa.

Pero, ¿qué hacer? Ambas son enfermedades que viven gracias a los pejuicios de exito = mujer esbelta o gorditos = amigables, felices, la pinta es lo de menos.

Hacen falta vitaminas...

vinagreto dijo...

Es en lo que hemos caigo, en lo que la zoociedad siempre estuvo. Pero ahora está mas pronunciado y enfermo. Anorexia, a veces da hasta pena ver como bloguean sus penurias x llegar a los 30 kilos, o las gordas que se autoflagelan con la moral destruida...

Gracias Dios x este mundo, te lo agradecemos, pues somos hechos a tu imagen y semejanza pero impuros.

Anónimo dijo...

solo quiero aclarar q no todas las anorexicas se convierten en anorexicas por agradar. yo me recupere de la anorexia y nunca en mi vida he sido gorda ni he tenido problemas de auto estima. lo que la gente no sabe es que la mayoría de las anoréxicas comienza a considerarse gorda recién cuando ya sufren de la enfermedad por bastante tiempo. Muchas anorexicas, como yo, llegan a serl por su manía de controlarlo todo. organizo todos los aspectos de mi vida, y no falto mucho para que tambien jugara a controlar mi peso, queria ver qué tan capaz era de bajar o subir tanto como quisiera y volver a la normalidad cuando se me antojara.

Anónimo dijo...

Alberto al contrario de lo que piensas las anorexicas no lucen como en la fotografia que pusiste, las anorexicas y bulimicas lucen como chicas completamente normales y son expertas en mentir y en ocultar su enfermedad.

Ademas no pongas post serios vuelve a escribir como antes, quiero reirme un rato.

Alberto F. dijo...

Como indico en el post, la foto corresponde a una campaña para la toma de conciencia con respecto a la anorexia y no a mi subjetividad.

¿Escribo chistoso? ¿Soy cómico?
Eso, sí es una novedad. Como para ponerse serio, ¿no?

Anónimo dijo...

no lo digo por la fotografia sino por lo que dices que en lima no has visto muchas anorexicas ...

Elefante Lila dijo...

Siempre los extremos son peligrosos, menos el helado xD.
Así como comer es rico, no hay que siempre hacerlo y en exceso. Igual con los ejercicios, las bebidas energéticas y el chocolate.

Morgane dijo...

He encontrado este blog buscando información sobre anorexia y bulimia, dos enfermedades que desgaciadamente sufren muchas personas, pesonas que merecen un trato digno y respetuoso.

¿Qué te parecería un blog llamado:
Odio a los negros, odio a los judios, odio a los sudacas, odio a las personas que tienen cáncer, odio a los viejos, odio a los cojos, odio a los feos? Creo que la mofa, la discriminación por un aspecto físico no tiene gracia ninguna, es indignante y repulsivo quien se lo permite.
No odio a nadie, si tuviera que odiar, sería a los que odian, insultan y discriminan. Pero ni su escasa capacidad de amar, entender y respetar, ni su ilimitada estupidez merecen mi odio, sino mi infinita lástima por su afán de protagonismo usando las carácterísticas (que no defectos) de otros seres humanos. "Odio a las gordas"...¡Que probreza de espíritu, por Dios!