Conversando con Pecas

- ¡Hola! Que sorpresa... pero pasa.
- No te preocupes, por favor, sólo he venido a entregarte la ropa que me prestaste, y me voy.
- ¿Estás apurado? ¿Mamá te espera?
-me dijo socarrona.
- No... no, lo que pasa es que...
- Pasa, Alberto. Siéntate que yo te sirvo una gaseosa que acabo de comprar ¿ok?
-dijo con voz maternal.
- Bueno, gracias. Pero sólo un rato por que no quiero molestarte.
- No es molestia, Alberto, no estoy haciendo nada importante, sólo ordeno la casa porque acabo de llegar del trabajo.


Me sirvió una Coca Cola Light, con bastante hielo. Me contó que estaba ordenando su departamento porque mañana la visitaría su mamá y ella es muy criticona. Su papá murió cuando ella tenía 17 años. "Nunca lloré tanto en mi vida. Él era el hombre perfecto. Era mi sol". Gabriela, tiene ahora 23 años y dos hermanos mayores que están casados. Vive sola porque no se lleva bien con su madre. "Desde que murió mi papá, mi mamá ha estado insoportable. Reniega de todo. Ahora de lejos nos llevamos mejor" Mientras ella hablaba, acomodaba y limpiaba sus cosas, yo admiraba lujurioso sus senos. Imaginaba arrancarle el polito de tiritas que se había puesto para limpiar y que, cada vez que se agachaba, me ragalaba su cielo con pecas. Trataba de calmarme viendo sus rollitos que con ese polito resaltaban más y ella, como adivinando, me miraba y decía: "Estoy un poco gordita ¿no? Sí pues, yo hago ejercicio todas las mañanas pero trago como camionero" Tiene una graciosa barriguita cervecera, pero unas tetas que le perdonan el pecado. A primera impresión parecería una gordita, pero no es así -o yo lo quiero creer así-. En todo caso, ella sería la clásica amiga flaca que no ves de tiempo y que cuando la vuelves a ver, está gordita.

- Alberto, quería decirte algo pero no sé si te molestará.
- A ver, dime.
- ¿Qué es badulaque?
-me preguntó irónica.
- Y por qué crees que me iba a molestar esa pregun...
- No... Lo que pasa es que te escuché decirle eso al cobrador el día de la pelea y... me preguntaba ¿Quién insulta de esa forma?
-riéndose- Te apuesto que el cobrador pensaría que lo estabas piropeando -riéndose con ganas.
- un poco avergonzado le respondo- Siempre se han burlado de mis preludios de guerra y...- ¿Preludios de guerra? -burlándose ahora sí, al borde del llanto.
- ... -silencio total ante la burla incontrolada, regresé a mi adolescencia.
- Perdóname, Alberto, en serio. Pero de dónde viene esa forma de hablar tan...
- ¿Ampulosa?
- ¿Ampulosa? Porsiacaso Albertito, tú lo serás
-riéndose, todavía.
- Lo que decir es...
- No importa Alberto, pero quién dice esas palabras cuando está a punto de trompearse. ¿Cuando uno se pelea no mencionan a la madre? O dicen que sé yo...¿mierda? ¿carajo?


Mi abuela, que era poeta e investigadora, me dijo cuando tenía 13 años y me encontró en una gresca -en la puerta de la casa de mis padres-, donde me escuchó vociferar, según ella, 44 lisuras por minuto: "Hijo, para sacarle la mierda a otro no es necesario que utilices tanta replana, y si lo haces ¡carajo, hazlo bien, para eso está el diccionario!" La pregunta, me había asustado un poco, porque yo imaginaba que era de otra nomenclatura: ¿tienes novia o esposa o hijos?. Mientras no pregunte, yo me hago al desentendido.

- ¿Y qué vas a hacer el fin de semana? -le pregunté como quien sigue la conversación.
- Van a venir unas amigas a tomarse unos tragos. Una reunión tranqui. A veces, una de ellas trae a su enamorado o un amigo. Pero, siempre zanahoria... ¿Quieres venir? Es el sábado, en la tardecita. Habla ¿Vienes?
- Aquí, estaré.

10 comentarios:

Imberbe_Muchacho dijo...

ta buena la novela... menos mal que la agarre desde el principio

Kat dijo...

y comerás pecas?

Raulín Raulón... dijo...

Bien ahí. No hay pierde con el "habla culta"...

Eso diferencia a los hombres de los pequeñines.

Anónimo dijo...

hoooolaaaaaa..... si , cederas.. ya ni gorda la vez.. jajajaja.. ves???? eso eres tu.. tanto hablar y hablar para siempre caer kon la goooorda... jajajajaj....


y Diana??? llevanos a tu realidad.. mientras te esponjas en tu novela.. y tu TATY?? jajajaja... donde keda tu realidad????


bajateeee!!!!!!


saludos desde Venezuela.. la gorda...

Jarochin dijo...

que cabron.. jajajajjajaja... bueno... la verdad, honestamenta... tu sabras, pero solo se vive una vez... y la mejor manera de hacer feliz a una mujer es dandole orgasmos... jajajjajajajaja... adelante!

sigo esperando historias de diana y taty... jajajajjaa

mermelada dijo...

pobre gordita ella pensando q eres un chico soltero en quien podria fijarse..!!!

Alberto F. dijo...

Olvidémonos de la reencarnación. No dejes nada para "la otra vida" que desees y puedas hacer en esta.

¡Prueba Todo! Claro, menos lo que no te guste.

Anónimo dijo...

Jajajqajajajaajajajaa
- Primero: En serio man, por mas M.A. denegri que seas en una bornca se te sale el barrio, de seguro que tu abuela te pego un susto de la patada y quedastes "traumao", porque, man, usar badulaque antes de zamparle un combo a un nativo, tya que es de ripley man.
- Segundo: Te lo adverti man, ahi esta, te vas a tirar a la gordita, osea, como dijeron arriba, comeras pecas, jajajajajajaajajaajaja.
-Tercero: Mi prediccion para los siguientes post (un calculo a meses) es que el post se renombrara con: "AMO A LAS GORDAS", como consecuencia el autor procedera a narrar como hizo para cebar asu esposa diana para que, en el tiempo mas corto posible, alcanze las dimensiones de su, nunca bien ponderada suegra. sus aventuras extramaritales sera cazar sachavacas y porcinos de toda clase.
Provecho flaco, pero te recomiendo que te compres un anios Najar, para que puedas "bajar el chancho".
Atte
WACO

carlos dijo...

Jajajaja yo también creo que Albertito se tirará a la gordita, caera en su propia red el boludo.
Pero, como entretenés fiera, te estuve leyendo con una amiga que estudia letras, y le facinaste de piola, sigue asi escribiendo tan bien y tan entretenido.
pero no seas pelotudo y deja a lagorda pibe.

Carlos

jarochin dijo...

uts, jajajjajajaja.... comeras pecas (Chicharron con pelo).... que huevos los tuyos... esto ya deberia llamarse yo amo a las gordas... jjajajajjajajajaja