Extrañando

- ¿Aló, Alberto?
- Hola, Gabriela
- ¿Cómo sabías que era yo?
- Mi corazón me lo dijo -le dije susurrando.
- Ayy, que lindo eres...
- ¡Fue el identificador de llamadas, mujer! -digo nervioso.
- ¡Ah, claro!... En fin. Alberto, discúlpame que te llame recién hoy (lunes 11am), pero acabo de enterarme por Paty, ¿recuerdas a Paty, de la fiesta?
- Claro, que la recuerdo. Linda, chica -le mentí, no tenía la menor idea de quién era.
- Bueno, ella me contó que te quedaste hasta el final... que fuiste el último en irte... Ay, Alberto, yo no recuerdo nada de lo que pasó. Ni siquiera sé, en qué momento se fue Paty con Rita. Ni siquiera recuerdo, qué hablamos cuando nos quedamos solos. ¿Hablamos, no?
- Sólo un poco, estabas cansada -mentí.
- Ay, Alberto. No recuerdo nada de lo que hablamos. Espero no haber hecho nada malo ¡que vergüenza! por Dios. ¿No hice, ninguna tontería mientras nos quedamos solos?
- No, Gabriela. Solo te quedaste dormida. Te arropé y luego me fui -volví a mentir.
- Que bueno que eres, Albertito. Ya van, dos veces que me ayudas y... ¿sabes qué?
- ¿Qué?
- Quiero premiarte, tú te portas lindo conmigo, así que... ¿Tienes algo que hacer hoy en la noche? -dice emocianada.
- Uhmmm, nada.
- ¿Te gusta Marc Anthony?
- Eee... Sí, claro -miento por cuarta vez. Detesto al flacuchento ese.
- Súper, entonces te llamo más tardecito para coordinar donde nos encontramos ¿ok?
- ok

Los boletos eran en buena posición, bastante cerca del escenario. No sé, si me diverí. Pero, de que estuve fingiendo diversión, lo estuve. Gabriela, fue con Paty y Jhenny, me saludaron como viejas amigas. Dicen que me conocen de la reunión, yo no recuerdo, pero les hice creer que sí. Otra vez, mintiendo. Las tres bailaron y gritaron. Yo baile... muy mal por cierto. Cuando el concierto acabó, nos despedimos y acompañé a Gabriela hasta su departamento, me despedí y sin intentar nada me retiré. He decidido, que Gabriela sea solamente una amiga. Creo que no podría con una más. El tiempo no me alcanzaría.

Ayer, salí con Mónica. Me contó que había ido al concierto del anoréxico, con unas primas y, por supuesto, con César el infatigable ex enamorado. "Te hubiera dicho para ir, pero sé que a ti no te gusta la salsa..." Esta afirmación provocó una extraña excitación en mis pantalones. "Ella me conoce" pensé. Cabalgué con furia, sobre Mónica. Era como un indio escapando de la caballería. Logré, escapar cinco veces, para asombro de Mónica y, más, del mio. Mónica atribuyó esta performance a mi inseguridad para con ella, debido a la presencia amenazante de César. "Ella, tampoco me conoce" concluí pensando. Le hice saber que era tarde; y la acompañé a su casa. A veces, los hombres también somos complicados. Pero no tanto. En estos días necesitaba alguien familiar. Y Diana, todavía regresa el sábado.

8 comentarios:

Elefante Lila dijo...

que paso en la borrachera T_T cuentaa!!!

Kat dijo...

jajajaja Alberto
Me agrada más Gabriela que Moniquita...Es quizás el feeling que transmites cuando escribes sobre ellas. Pero claro, de cierta forma Gabriela (y sus pecas) como que no ostentarían el título de amante así x así...

Raulín Raulón... dijo...

Marc Anthony en el Nacional, como si hubiera venido con su esposa.

Sí, no es para más; después de un concierto de MA, yo también sería super amigable y buscaría a alguien que no me acercara a la salsa.

Cys dijo...

Buena decisión, Gabriela no puede ser la otra.

Jarochin dijo...

como si tu pudieras tomar alguna decision por ella... como si fuera cierto que puedes decir que es lo que piensa. Por lo menos le preguntaste?.. claro que no... ergo, la regaste... se fue vivo el rourcual... jejejejejejje... y una buena amistad no creo que comienza con mentiras y embustes... asi que, arponeas y te vas... o te vas... no creo que te de mas oportunidades...

Jarochin dijo...

lo olvidaba... te recomiendo esta posicion, para que la ensayes con Monica: "la yegua bronca"
1. Ponla en posicion de perrito
2. sujeta firme de cadera y una teta (en lo personal te diria que la sujetes fuerte de las caderas)
3. Comienza la cabalgata...
4. Despues de unos minutos, grita el nombre de otra vieja... y agarrese fuerte...
5. disfruta de la doma... jajajajajaja

Alberto F. dijo...

Esa gracia se llama "potro salvaje"
Y de preferencia se practica con una chica de larga cabellera explico:

1.- Posición perrito
2.-Con la mano izquierda haces con el cabello una especie de cuerda, como la que conduce a los potros, y la sostienes firme y fuerte. Con la derecha la abrazas por la cintura.
3.- elige el nombre "correcto": El de una actriz para la explicación posterior (Angelina, Winona, etc) o si tu intención es mandar al cacho a la potra de turno, bienvenido es el nombre de la ex.
4.- Cabalga con furia y sostente lo más que puedas, es tu vida o tu pene el que está en juego.

Imberbe_Muchacho dijo...

oe tio ta que mucha vaina