La víspera a la fiesta

Bueno, parece que Pedrito, Bundy y Álvarez no esperarán por mí. Se irán a la hora pactada, nueve de la noche, directo a las discoteca. Pedrito, una vez llegado a la disco hará las presentaciones de rigor y justificará mi ausencia. En realidad, en este caso será tardanza porque de todas maneras pienso asistir a tan dipsómano evento.

La estratagema ya fue planificada con el buen Pedrito, mi fiel compinche. Recogeré a Mónica a las cinco de la tarde. Comeremos algo por ahí, antes de entrar al cine. Escogeremos una película, cortita nomás, que no dure más de noventa minutos; la función debe ser entre las siete y las ocho, no más tarde. Una vez concluida, saldré muy animoso e iré al baño; en este, lapsus incontrolable, llamaré a Pedrito, para advertirle que la película ha acabado y que espere veinte minutos para hacer su llamada de emergencia, donde se hará pasar por mi desolada esposa que solicita mi ayuda ante la "inminente fiebre" que padecerá Marcelo, mi hijo. Y Yo, padre responsable, iré presuroso ante tamaña afección, que le será difícil, a Mónica, impedir o reprochar. Previamente, Pedrito me habrá cubierto ante Gabriela argumentando mi tardanza, con el ardid, de que he tenido trabajo impostergable, impuesto por el yugo laboral, y que ellos fueron favorecidos al ser excluidos de tan afanosa diligencia.


Espero todo salga como ha sido planeado. Las argucias han sido examinadas una y otra vez, para encontrarle errores de cálculo. Con todo y retrasos hemos calculado que estaré en la disco a más tardar a las once de la noche, hora precisa en donde recién se calienta el ambiente fiestero. NO bailaré... en realidad, sí lo haré. Bailaré por compromiso... hasta las huevas. Como siempre.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

mi buen tejedor... el plan a rapido vistazo parece bueno... supongo que los resultados seran divertidos (para nosotros, :D).
Atte
WACO

Raulín Raulón... dijo...

Felizmente Lima tiene más de diez discos abiertas simultáneamente.

Suerte pues, y a ver si nos sigues contando genialidades del chato Pedro.

Aunque no sé ah... respecto a la reacción de Mónica.

Ravnoss dijo...

Ohh no dr, ud ha roto la regla fundamental de los sacavuelteros y pendejeretos, nunca pero nunca se enferman a los hijos comoe xcusa, se enferma cualkiera y la abuela se puede morir mas 3 veces pero a los hijos no se enfermana como floro, esta a tiempo de arreglarla.
Que le salga linda la faena

Elefante Lila dijo...

El plana parece perfecto pero siempre hay errores inimaginables xD

Imberbe_Muchacho dijo...

tio, siempre me das ideas...tremendo jugadoir eras, salud por eso carajo!

Cys dijo...

Y tú para qué quieres ideas Imberbe? ¬¬