El por qué de las cosas

Este blog se inició como pretexto ante la naturaleza grasienta de Diana, mi mujer. Hoy, Diana, ha perdido tanto peso que ya no se le podría considerar gorda. En realidad, esta "dolencia" hacia ella fue el punto culminante de mi paciencia para con ella.

¡No soporto a mi mujer! Y no la soportaba, antes por el hecho de haber engordado, si no que ese descuido fue el detonante para mi rabia, frustrada. Diana, se ha convertido en una mujer intolerante, biliar, asfixiante... jodida. No hay día en que no escuche algún reproche. Las discuciones pueden iniciarse desde trivialidades como: la mala elección en las compras dominicales para el desayuno hasta mi estúpida elección en la ropa que se pondrá Marcelo.

Ahora, que escribo estas línea mi cabeza retumba ante el recuerdo de la discusión mañanera. Si antes no escribía al respecto era porque me parecía ridículo el tema de fondo que encendía la discusión. El de hoy también lo fue, pero ahora... estoy pensando.

Estoy pensando en el divorcio. Sé que parecerá precipitado y, hasta, atolondrado pero no encuentro otra solución. Unos dirán la comunicación; pues ya agoté esta vía. Siempre es lo mismo, intento conversar y ella lo único que hace es culparme de todo lo sucedido. Y hasta "aceptando" mi culpabilidad -inclusive cuando no la tengo- ella continua con sus demandas irracionales.

Muchos familiares han notado el cambio suscitado en ella a partir del nacimiento de nuestro hijo. Su irritabilidad es continua y, la mayor de las veces, gratuita e infundada. Ningún detalle la puede calmar más de dos días. Siempre encontrará causas detonantes para su mal genio.

Sé, que no la odio. Pero a veces me hace creer, que sí. Es mi esposa y la madre de mi hijo, cómo podría sentir ese sentimiento que es repelente en mi ser. No quiero justificar mis faltas pero, también sé, que si ella hubiese continuado siendo la amable y amorosa Diana, tal vez, no habría una Mónica de amante o una Gabriela en prospecto. Hubiese sido más difícil que cayese en tentaciones, pues, estaría siempre a su lado; y no en inconsciente huída, queriendo escapar de discuciones y gritos fútiles. Pero ahora estoy pensando... pensando en acabar con la huída.

9 comentarios:

Kat dijo...

pues...
yo creo que mientras sea lo mejor para el niño, pues es lo que cuenta...

GINNA dijo...

ESTA SITUACION ES LA MAS COMPLICADA, INCLUSO MAS DIFICIL QUE TOMAR LA DESICION DE VIVIR CON ALGUIEN PERO, SEGUIR JUNTOS O LLEVAR A CABO LA DISOLUCION SOLO LA PUEDEN DECIDIR USTEDES DOS, NADIE MAS.

Anónimo dijo...

Alberto:
todo esto que te esta pasando, tiene un fondo, tu no odias a las gordas, te mueres por ellas!!! de seguro te destetaron muy pronto y quedaste con ganas de cariño Suerte
Luz.

Raulín Raulón... dijo...

Te recomiendo decírselo todo en alguna oportunidad. Hay quienes no leen los gestos, las actitudes, es mejor ser directo.

De otro lado, nunca te quedes callado en una discusión. Está bien ser condescendiente, pero tú sabes, hay quienes adoran abusar de eso.

Por otro lado, no creas que siempre permanecer juntos es lo mejor para los hijos. Ese es un prejuicio más.

Anónimo dijo...

Man:
Seguramente te debes estar partiendo la cabeza con ese negocio de las discuciones y reproches. Partamos por el inicio, primero: Man le pasas cuchillo carnal a tu esposa?, si la respuesta es afirmativa, cada cuanto tiempo?. Te pregunto estas cuestiones porque en uno de los motivos, creo yo, para buscar trampa fue justamente la falta de chanque en tu matrimonio. Ahora que tu cetaceo mutó a delfin, trata de darle un pococ mas, derrepente se siente menos atractiva a poesar de perder peoso.
Segundo: Es una verdad inmutable, nace el crio y tu matrimonio se fue al tacho, y solo te queda meterle muchas ganas, a ver si aceptas mas en tu jaula a la morsa de tu suegra para que tu esposa se sienta menos presionada(¿?), o sino que de una veza se busque chamba, eso de ser housewife es una joda, la cabeza se les llena de vainas y vienen las jodas.
Tercero: Si nada de esto resulta pues anda pues, ahora esos "tramites" son mas repidos, creo, pero eso si preparate para quedarte sin un centavo (jejejejeje), con la legislacion actual... !tu trasero le pertenece a tu wife hasta la muerte, con o sin divorcio!.
Ralin raulón solo una cosa man ... amen a tu ultima linea.
Atte
WACO

Jarochin dijo...

tengo alcoholizado con este mas de dos dias... y quise leerto alberto... tengo 34 años y un divorcio, sin hijos. No es la solucion hermano. No la es. Pero, tambien te puedo decir que si la comunicacion no es suficiente... nada lo es. Habla con ella. No es un proceso de un dia. Hasta un mes. O mas. Piensa bien las cosas.

Dios te bendiga y espero que la decision que tomes sea la acertada. La que sea. Un 4 Hermano. Cuidate.

Anónimo dijo...

Alberto, creo que necesitas consejería psicológica pues te noto muy amargado con tu vida en general. Un consejero te ayudará a determinar dónde están las causas de esa amargura para que puedas ir dando solución a cada una de ellas. Yo creo que aún si Diana desapareciera del mapa manhana, seguirías amargado, por eso te propongo que busques un buen psicólogo para que cambies tu vida de manera positiva, con Diana o sin ella. Es una sugerencia de una lectora a la que le gusta mucho tu forma de escribir. Me da gusto que en todo esto sigas preocupándote por tu hijo y queriéndolo como lo haces. Suerte.

Ravnoss dijo...

con el debido respeto que tiene las mujeres, mi abuelo decia: mujer que no jode es cabro, y sigo pensando eso,hay ke aguantarlas y mas uando son tu mujer

Imberbe_Muchacho dijo...

ravnoss tiene razon... yo creo que si quieres pensar en divorcio tambien peinses en las consecuencias que eso le traera a tu hijo...no todo es tan facil como parece