Héroe alicaído

Han pasado cinco segundos desde que he despertado y he tomado conciencia. Pero aun no abro los ojos; me cuesta hacerlo. Al hacerlo, lentamente, me cuesta el mismo tiempo reconocer el lugar donde estoy. Empiezo a recordar. Recordar, también duele. Dejo de hacerlo. Examino.


***

Le había prometido a Pedrito -mi amigo de la oficina- llevarlo a la reunión, en agradecimiento por su colaboración con el plan para deshacerme de mi esposa. Eran las seis de la tarde y, Pedro, aun no llegaba. Llegó a las seis y quince, con dos botellas de vino tinto y dos six pack de cerveza. Destapé una botella y salimos apresurados en busca de un taxi. "No has comprado tragos, Alberto. ¿Dónde vas a comprar?" Pedrito intentaba emborrachar a cualquier costo a nuestras anfitrionas. Le sugeri que con lo que él llevaba era suficiente y si faltaba yo me encargaría. Aliviado ante la revelación, destapó otra botella y bebimos juntos en el taxi camino al departamento de Gabriela.

Antes de tocar la puerta del departamento encendí un cigarrillo. "Galanazo" se burló Pedrito. Toqué tres veces. Gabriela, me recibe con una sonrisa, un abrazo, un beso en la mejilla y una blusita negra con un sugerente escote. Presenté a Pedrito y ella al resto de los invitados. Las amigas de Gabriela me saludaron efusivas "Mucho gusto, señor héroe" un abrazo y besito. "Hola Clark", risitas. En la ya, casi, fiesta habían dos chicos que eran los enamorados de dos chicas que no recuerdo, en total eramos diez: cuatro hombres y seis mujeres. Pedrito estaba muy emocionado preparando tragos con Karin, una compañera del trabajo de Gabriela. La emoción de Pedrito era más grande aun, con la gran variedad y cantidad de tragos que habían sobre una pequeña y redonda mesita. Tomé una botella de cerveza y bebí. Gabriela y dos amigas suyas me interrogaban cojudeces y también bebían cerveza. Pedrito y Karin bebían sendos chilcanitos. Los demás... no importaban.

Cuatro hora después, con las cervezas agotadas, no existió mejor pretexto para, el derrochador y ebrio, Pedrito de asignarse la emblemática empresa de abastecer a los sedientos y para tan noble causa requerir la asistencia de una compañera. La obvia Karin fue la elegida. Antes de cruzar la puerta Pedrito me dirigió una mirada de triunfador. Algunos que quedamos no nos hicimos problemas y bebimos vino unos y otros ron. Yo, bebí ron con hielo y sin gaseosa. Gabriela, que desde que llegué había sido una inseparable, pero prudente anfitriona se transformó en una cariñosa y nostálgica anfitriona. Las amigas muy pronto la acompañaron en su derrotero. Pasitos de cumbia y un "Yo también te quiero amiga", eran los protagonistas. Diez para la una. Las dos parejas se despidieron y Pedrito no regresaba. Mientras más bebía el escote de Gabriela más se me insinuaba. Destapé un Stolichnaya, el cual improvisé con hielo y Kanú. Otro vaso roto, risitas nerviosas y Gabriela cambia la cumbia por Chayanne. "Me gusta lo que haces para seducirme, para enamorarme. Vas causando efecto" Chillaban al unísono. Una de ellas reclama: "Oe, Gaby ¿y las chelas?". Sonrío por Pedrito. Una de las amigas empieza a vomitar. La auxilian, mientras la música continúa. Termino mi sexto vaso de Stolichnaya y me preparo un séptimo. " Oe Robin, preparame uno igual al tuyo", balbucea la chica del vómito. Riendo le preparo uno casi puro. La otra amiga se ofrece a llevársela. Me sirvo el octavo y me acomodo en el sillón. Gabriela acompaña a sus amigas hasta la puerta. La cierra sin despedirse. Da media vuelta, sin verme, se tambalea hasta su cama y se acomoda sin desvestirse.
Enciendo el último cigarrillo de mi cajetilla, bebo un largo trago. Planeo mi ataque y espero a que se acabe mi cigarrillo.

***
Examino: reviso el celular, no hay llamadas perdidas; son las diez de la mañana. Gabriela descansa imperturbable. La observo desde mi privilegiada posición: su sillón. Me levanto con dificultad. Reviso mis bolsillos, todo en orden. Reviso el sillón para ver si no se me ha caído algo y una enorme colilla de cigarrillo lo adorna y, también, una gran quemada. Abro la puerta despacio y salgo, sin lavarme.

11 comentarios:

Lukysh dijo...

Se da su tiempo... Maestro!!!

Kat dijo...

mmm yo como que entendí que te quedaste jato...

Imberbe_Muchacho dijo...

nada, el tio ALberto no hizo nada, no le dio el cuerpo o la malicia... y Pedrito?

Raulín Raulón... dijo...

Pedrito fue el gran campeón. Eso pasó, Imberbe. Hizo lo de los grandes: Desapareció con la chelfa.

Discúlpame, pero el título del post sugiere... puta, no sé... ta que, no, esto... no jodan... osea, querías pero, no hay como nivelar el dólar...

¿O es que terminó renaciendo esa repulsión hacia la grasa?

Cys dijo...

la gordita se quedó privada...

Jarochin dijo...

que pena... que horror... no mames... vales pa pura madre... jajajajajjajajajaja... jajajjajajajajaj.. ni modo... suerte para la proxima ballenero!.. jajajajaj

Elefante Lila dijo...

oe no paso nada!! y donde esta Pedrito xD??

Anónimo dijo...

Man, con tanto trago la grasa bajaba al toque, que es eso de jatearse, tenias en la mira al cetaceo, me decepcionas XD
Bueno pues solo queda felicitar a Pedrito por su encomiable labor de sacarte de apuros, pero mas aun el de levantarse un tubo, al menos hizo patria.
Bueno pues, ahora hiciste la de caballero, eso quiere decir que tienes dos opciones, o la orca en cuestion se molesta por lo que no le pasaste cuchbillo carnal, o, como es lo mas probable, se tiempla total y absolutamente de ti.
De cualquier forma tienes tela para cortar y por ende la gentita no aburrirse.
Atte
WACO

Alberto F. dijo...

"me quedé jato" como diría Kat; y también "la gordita se quedó privada" como apunta Cys. ¡chicas! veinte en comprensión de lectura.

¿Y dónde está Pedrito? Pues, mientras escribo estas líneas, el gran Pedrito "campeón", aún sigue comentando su hazaña en la oficina, por supuesto, con unos toques de ficción, como debe ser.

¿Y yo? pues, este pelotudo mañana les cuenta.

saludos

Carolate dijo...

¿Vodka con Kanú? ¡Qué horror!

Con naranjas frescas o en su defecto un zumo bien frío...

Definitivamente el alcohol no es buen compañero del disfrute.

Anónimo dijo...

Hello, as you can see this is my first post here.
In first steps it is really nice if someone supports you, so hope to meet friendly and helpful people here. Let me know if I can help you.
Thanks in advance and good luck! :)